Traducción


Una embarazada puede conducir ¿Qué precauciones hay que tomar?

El embarazo es una época de muchos y grandes cambios en el cuerpo de la mujer, y también en su estado de ánimo. Si todo transcurre con normalidad, es una época muy feliz llena de cambios y descubrimientos…

Pero, realmente una embarazada puede conducir…

En primer lugar, se puede conducir estando embarazada, a menos que haya alguna razón médica que lo impida. Siempre que la mamá esté cómoda, pueda hacer los movimientos necesarios sin dificultades, y siempre que lo desee, puede conducir.

No se recomienda hacerlo en el tercer trimestre, aunque es más como media de precaución que como norma general, una embarazada puede conducir.

Uso del cinturon para embarazadas

Posiblemente la mayor preocupación con respecto a la conducción y el embarazo sea el uso del cinturón de seguridad. Este dispositivo puede resultar incómodo en condiciones normales, y dicha incomodidad puede dar lugar a colocaciones incorrectas del mismo que sí so peligrosas en caso de colisión.

Y es que el cinturón de seguridad no es peligroso para la embarazada, más bien al contrario porque lo que protege a la madre protege al bebé, siempre que hayamos colocado y ajustado bien las cintas.

Para colocar bien el cinturón de seguridad, la banda pélvica ha de situarse sobre las ingles y debajo del vientre, mientras que la banda superior debería pasar entre los dos senos. Se deben evitar los errores más comunes como pasar la banda superior por detrás de la espalda o bajo el brazo o sentarse encima de la banda inferior.

Para ayudar a una correcta colocación del cinturón de seguridad, existen soluciones en el mercado que consisten en mantener la banda inferior del cinturón por debajo del vientre por medio, por ejemplo, de cintas de sujeción (debemos cerciorarnos siempre de que esté homologado).

Así pues, mientras no exista una razón médica y no se presenten molestias, se puede conducir embarazada sin problema.

Siempre hemos de tener en cuenta la regulación del asiento, que hay que revisar con el paso del tiempo dado el aumento (lógico) del volumen corporal, ajustar bien el cinturón, y no desactivar el airbag.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies